miércoles, 6 de noviembre de 2013

Una tarde cualquiera.




Y una tarde cualquiera, de un día cualquiera, pueden pasar cosas como estas:

- Risas

- Besos

- Cosquillas

- Juegos

- Pinturas

- Ahora te pillo

- ¿Y si me escondo?

- Unas fotos

- ¡Seamos payasos!

- Una de palomitas

- Pelis divertidas

- Un veo, veo

- ¿Y si hacemos bizcochos? mmmm

¿Y vosotros que haceis esos días que os quedais en casa, esos días que los niños parece que se hayan tomado un redbull y tienen energías para para un tren?




3 comentarios:

  1. Una tarde cualquiera puede ser la tarde más divertida del mundo ;)

    ResponderEliminar
  2. Mejor te pasas por el blog para que veas lo que NO haremos más estas aburridas tardes de otoño, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María José!! Plastidecor en tu caso! jajja

      Eliminar

Gracias...Tus comentarios alimentan este blog!